CUANDO SOY FELIZ



No había podido subir nada desde hace varias semanas pues estuve ocupada con el bautizo de mi sobrino, trabajo y más. No me quejo es muy lindo pero descuido una de las cosas que mas me gustan que es escribir en el blog. Después de las "vacaciones" normalmente me siento mucho mas tranquila y sin tanto estrés, aunque mi mente nunca para; siempre esta pensando que hacer. Digamos que en semana santa aproveche para descansar, ver películas, salir con mis amigos, hablar mas con mi novio, siii maaaas!!!!  el cual no he visto desde Enero, eso si es muy triste. Y bueno también he aprovechado para crear, para ir al cine y escuchar música que no tenia en mi playlists. 
Por ejemplo tenía estas fotos hace varios meses para publicar, me encantan las fotos de Enrique Contla buen amigo fotógrafo y muy emprendedor, si quieren conocer más su trabajo pueden visitar su pagina de Facebook, les dejo abajo el link. 



Y volviendo al tema de cine quiero compartirles que ayer vi en el cine una película que es considerada de arte llamada Cordero de Dios, para mi gusto es una de las mejores cintas que he visto en el cine desde hace varios meses, la trama se desarrolla en Polonia en los años 40s  durante la segunda Guerra Mundial, en donde en un convento a un grupo de monjas las agreden los soldados rusos hasta ser violadas. Una joven enfermera llamada Mathilde asiste en secreto al convento para ayudar en el parto a estas monjas, evitando que su convento se cierre. Es una película interesante, diferente pues sale de lo típico abordando temas delicados como la religión, pero nos damos cuenta que esta basada en hechos reales y es así crudo como se vivió aquella época. 
Pues se las recomiendo a quien le guste el cine tranquilo y a la vez estruendoso, a los que me conocen saben que me encantan las películas que habla sobre la guerra, Nazis, Alemanes, Franceses y todo ese tipo, así aprendo mas del tema y puedo ver la manera en como se vestían antes los niños jaja.
Si la ven coméntenme que les pareció, coman mucho y sonrían siempre. 

Les mando muchos besos y abrazos.

Sayonara.

Fotografía : Enrique Contla